Las Porsche Classic Series 2018 anuncian una “sorpresa” que será del agrado de muchos participantes: volverán a pisar un circuito de tierra, el 12 de mayo, en el magnífico trazado del Parc de la Serra de Mollerussa. En la segunda cita de las Porsche Classic Series 2018, que desde 2009 pisaban solamente asfalto -tras la desaparición del divertido circuito Quatre Rodes de Vidreres-, los conductores volverán a vivir la experiencia de una pista de tierra, donde la conducción es muy divertida y segura, ya que no estarán permitidas las ruedas de tacos, y las sensaciones de derrapar a velocidades relativamente lentas es de lo más divertido y espectacular.
La cita prevista inicialmente en Parcmotor, se ha trasladado a Mollerussa porque el circuito de Castellolí no pudo respetar la reserva hecha desde el mes de diciembre por RallyClassics.